universidad Nebrija

Un informe pericial en Trabajo Social es un documento escrito que contiene la evaluación, diagnóstico y recomendaciones de un profesional del Trabajo Social, denominado perito, sobre un caso específico. Este tipo de informe se utiliza en situaciones legales y judiciales para proporcionar una opinión técnica y especializada sobre aspectos relacionados con el ámbito social, como pueden ser la capacidad parental, la violencia de género, el acogimiento familiar, la discapacidad, entre otros.

Si te preguntas qué es el informe pericial en Trabajo Social debes saber que el informe pericial en Trabajo Social es un documento técnico que debe ser elaborado por un/a profesional con formación y experiencia en el área correspondiente, y en él se incluyen aspectos como la metodología utilizada para la evaluación, los criterios de valoración y los resultados obtenidos, así como las conclusiones y recomendaciones específicas para el caso en cuestión.

Este tipo de informe se utiliza con frecuencia en casos de custodia de menores, en casos de violencia de género, en situaciones de acogimiento familiar y adopción, y en general en cualquier situación donde se requiere una evaluación técnica y especializada sobre aspectos sociales para tomar decisiones judiciales o legales. Es importante destacar que el informe pericial en Trabajo Social es un documento confidencial y su contenido solo puede ser divulgado a las partes involucradas en el caso.

qué es el informe pericial en Trabajo Social

¿Qué técnicas y herramientas se utilizan en el peritaje social?

La utilización de técnicas y herramientas de investigación social en el peritaje social es fundamental para obtener información objetiva y rigurosa en la evaluación y diagnóstico de situaciones que pueden afectar a los derechos de las personas. A

continuación, se describen algunas técnicas y herramientas que se pueden utilizar en el peritaje social:

  • Entrevista: es una técnica crucial para obtener información directa y relevante de las personas involucradas en la entrevista, puede ser individual o grupal, y debe ser estructurada para obtener información específica que pueda ser relevante para el caso.
  • Observación: es una técnica que consiste en la recolección de información a través de la observación directa de las personas y Esta técnica se utiliza para obtener información sobre el comportamiento, las relaciones y el ambiente social de las personas.
  • Cuestionario: es una herramienta que se emplea para obtener información de forma más estructurada y Los cuestionarios pueden ser abiertos o cerrados, y deben ser diseñados específicamente para el caso en cuestión.
  • Análisis documental: el análisis documental se utiliza para obtener información a partir de documentos fundamentales al caso, como expedientes, informes previos y registros médicos.
  • Pruebas proyectivas: son herramientas que se utilizan para evaluar la personalidad, el comportamiento y las emociones de las personas involucradas en el caso. Estas pruebas se basan en la interpretación de dibujos, imágenes y
  • Investigación de campo: se utiliza para obtener información sobre el entorno social y las relaciones de las personas involucradas en el Esta técnica implica la observación directa del ambiente y la recolección de información de fuentes secundarias, como vecinos, amigos y familiares.

A través de estos recursos de investigación social en el peritaje social, el/la profesional podrá obtener información rigurosa y objetiva para la toma de decisiones legales y judiciales en situaciones sociales complejas. Es importante destacar que la selección de las técnicas y herramientas debe estar adecuada al caso específico y ser aplicadas por profesionales con experiencia y formación en la materia.

¿Con qué profesionales pueden colaborar los peritos sociales?

En los casos complejos, es frecuente que los trabajadores sociales peritos sociales necesiten colaborar con otros profesionales para obtener una visión más completa y precisa de la situación en cuestión. La colaboración entre peritos sociales y otros profesionales puede ser muy valiosa para identificar y evaluar de forma más rigurosa y objetiva las necesidades y derechos de las personas implicadas en el caso. Algunos de los profesionales con los que los peritos sociales pueden colaborar son los siguientes:

  • Psicólogos: en los casos que involucran problemas emocionales, de conducta o de personalidad, los peritos sociales pueden colaborar con psicólogos para obtener una evaluación más detallada de estas áreas.
  • Médicos: en situaciones que implican problemas de salud física o mental, los peritos sociales pueden cooperar con médicos para obtener una evaluación más precisa de los problemas de salud y su impacto en la situación
  • Trabajadores sociales: en algunos casos, los peritos sociales pueden trabajar con otros trabajadores sociales para obtener información adicional sobre el entorno social y las relaciones de las personas involucradas.
  • Abogados: en los casos legales, los peritos sociales pueden colaborar con abogados para proporcionar una opinión técnica y especializada sobre los aspectos sociales del caso, y para trabajar juntos en la defensa de los derechos de las personas
  • Educadores: en los casos con menores involucrados, los peritos sociales pueden trabajar mano a mano con los educadores para obtener información sobre el desempeño escolar y el comportamiento en el entorno

La colaboración entre peritos sociales y otros profesionales puede enriquecer el peritaje social y ayudar a obtener una evaluación más completa y objetiva de la situación en cuestión. La colaboración debe basarse en una comunicación clara y efectiva entre los profesionales involucrados, así como en el respeto mutuo de las áreas de especialización de cada uno.

Si quieres formarte como PERITO SOCIAL accede a nuestro Curso Online Homologado de Peritaje Social

¿Necesitas más información sobre este curso?

¿Necesitas más información sobre este curso?