INEFSO
universidad Nebrija
universidad Nebrija

La terapia familiar sistémica es un enfoque terapéutico que se centra en las relaciones y dinámicas dentro de una familia y en cómo estas afectan el bienestar de los individuos. En este artículo, profundizaremos en los principios y técnicas de terapia familiar sistémica. 

¿Qué es la terapia familiar sistémica?

La terapia familiar sistémica se enfoca en entender cómo las personas interactúan dentro de un sistema familiar y cómo estas interacciones pueden influir en el bienestar de cada individuo. El/la terapeuta busca identificar los patrones de comportamiento y las dinámicas familiares que pueden estar contribuyendo a los problemas de la persona que busca ayuda. A través de la comprensión de estos patrones, el/la terapeuta puede ayudar a la familia a hacer cambios positivos que mejoren la situación. Este enfoque se basa en la teoría de sistemas, que considera a la familia como un sistema interconectado en el que los cambios en un miembro de la familia pueden tener un impacto en los demás

Principios terapia familiar sistémica

  1. Enfoque en el sistema. La terapia se centra en la familia como un todo, en lugar de centrarse en un individuo en particular. Se considera que los problemas de un individuo son el resultado de las dinámicas familiares y que el cambio en estas dinámicas puede ayudar a resolver los problemas.
  2. Cambio de perspectiva. La terapia busca cambiar la forma en que los miembros de la familia ven los problemas y las relaciones. Esto puede incluir cambiar las expectativas y las reglas no escritas dentro de la familia.
  3. Enfoque en el presente. La terapia se centra en el presente y en cómo los problemas actuales afectan a la familia. Esto supone explorar cómo los eventos pasados han influido en las dinámicas familiares actuales.
  4. Colaboración. La terapia es un proceso colaborativo en el que los/as terapeutas trabajan con la familia para identificar y resolver problemas. Se emplean una gran variedad de técnicas como la terapia de juego, terapia de arte o la terapia cognitivo-conductual.
  5. Enfoque en la comunicación. La terapia se centra en mejorar la comunicación dentro de la familia. Esto puede incluir aprender a escuchar y expresar emociones de manera efectiva.

Si deseas profundizar en esta disciplina terapéutica, accede a nuestro Curso Online de Terapia Familiar Sistémica. 

Técnicas utilizadas en terapia familiar sistémica

La terapia familiar sistémica utiliza una variedad de técnicas para ayudar a las familias a resolver problemas y mejorar sus relaciones. Aquí hay 9 técnicas comunes utilizadas en la terapia familiar sistémica:

Genogramas

Los genogramas son diagramas que muestran las relaciones familiares y la historia familiar. Los/as terapeutas pueden utilizar genogramas para ayudar a las familias a comprender las dinámicas familiares y cómo han evolucionado con el tiempo.

Entrevistas circulares

En las entrevistas circulares, el/la terapeuta hace preguntas a cada miembro de la familia sobre las relaciones y dinámicas familiares. Esto puede ayudar a los miembros de la familia a entender cómo se ven a sí mismos y a los demás, y cómo se relacionan entre sí.

Refuerzo positivo

Es fundamental utilizar el refuerzo positivo para alentar a los miembros de la familia a cambiar sus comportamientos. Esto puede incluir elogiar a los miembros de la familia por sus esfuerzos para cambiar y mejorar.

Técnicas de comunicación

Los/as terapeutas pueden enseñar a los miembros de la familia técnicas de comunicación efectiva, como escuchar activamente, expresar emociones de manera saludable y resolver conflictos de manera constructiva.

Técnicas de resolución de problemas

Es importante enseñar a los miembros de la familia técnicas para resolver problemas de manera efectiva, como identificar el problema, generar soluciones, evaluar las soluciones y elegir la mejor solución.

Técnicas de cambio de roles

Los/as terapeutas pueden utilizar técnicas de cambio de roles para ayudar a los miembros de la familia a ver las cosas desde la perspectiva de los demás. Esto puede ayudar a mejorar la empatía y la comprensión entre los miembros de la familia.

Técnicas de juego

Se pueden utilizar técnicas de juego para ayudar a los/as niños/as a expresar sus emociones y resolver problemas. Esto puede incluir juegos de rol, juegos de mesa y actividades creativas.

Técnicas de arte

Los/as terapeutas pueden utilizar técnicas de arte para ayudar a los miembros de la familia a expresar sus emociones y resolver problemas. Esto puede incluir dibujar, pintar, hacer esculturas y otras formas de arte.

Técnicas de terapia cognitivo-conductual

Se emplean técnicas de terapia cognitivo-conductual para ayudar a los miembros de la familia a cambiar sus pensamientos y comportamientos negativos. Esto puede incluir identificar y cambiar pensamientos distorsionados, establecer metas y desarrollar habilidades de afrontamiento.

Estas son solo algunas de las muchas técnicas que los/as terapeutas pueden utilizar en la terapia familiar sistémica. Cada familia y cada terapeuta son únicos, por lo que es importante que éstos/as adapten sus técnicas a las necesidades específicas de cada unidad familiar. 

¿En qué situaciones es útil la terapia familiar sistémica?

La terapia familiar sistémica puede ser útil para una amplia gama de problemas y desafíos que enfrentan las familias, como los que se citan a continuación:

  • Conflictos familiares. 
  • Problemas de relación.
  • Problemas de crianza. La terapia familiar puede ayudar a desarrollar habilidades de crianza efectivas y a establecer límites y expectativas claras para los/as hijos/as
  • Problemas de comportamiento en niños/as y adolescentes, como la desobediencia, la agresión y la falta de respeto.
  • Problemas de salud mental. La terapia familiar puede ser útil para las familias que tienen un miembro con problemas de salud mental, como la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés postraumático.
  • Problemas de adicción, como el abuso de sustancias o el juego compulsivo.
  • Problemas de trauma. La terapia familiar puede ser útil para las familias que han experimentado un trauma, como la muerte de un ser querido, un accidente grave o un desastre natural.
  • Problemas de divorcio o separación.
  • Problemas de ajuste a cambios importantes, como mudarse a una nueva ciudad, cambiar de escuela o perder un trabajo
  • Carencias de comunicación.

 

Si deseas profundizar en esta disciplina terapéutica, accede a nuestro Curso Online de Terapia Familiar Sistémica.

¿Necesitas más información sobre este curso?

¿Necesitas más información sobre este curso?