El vicepresidente del Colegio de Educadores Sociales de Andalucía José Ramón González de Rueda ha remarcado “la importancia del educador social en el entorno escolar para evitar los casos de acoso escolar y de exclusión” durante la presentación a la prensa de ‘Cuando la violencia se evidencia en el ámbito escolar: problemas de convivencia, acoso escolar y exclusión”.

González de Rueda ha recalcado que los educadores sociales “tienen una herramientas y una metodología constatada que ayuda a luchar y prevenir el acoso escolar y sus consecuencias, ya que tenemos un enfoque social que los docentes no tienen y que nos hace ser una especie de mediadores, por ello un educador social es necesario y complementario en el entorno escolar”.

El educador social del IES Siglo XXI del barrio sevillano de Torreblanca ha lamentado que la figura del educador social está considerado “como un proyecto piloto, ya que para toda Andalucía sólo existen 76 educadores sociales que nos repartimos hasta tres o cuatro institutos y en España la situación no es mucho mejor, porque además de la comunidad andaluza sólo Extremadura y Castilla-La Mancha tienen la figura reglada del educador social”.

Sobre el número de casos que acoso escolar que se dan, González de Rueda ha señalado “que cada vez afloran más pero es porque tenemos la sociedad cada vez más sensibilizada y ahora se detectan casos que anteriormente pasaban desapercibidos, además el nivel de violencia se ha reducido considerablemente en los últimos años, toda vez gracias a que los docentes tienen mayor educación emocional”.

Preguntado por si en los barrios de mayor desarraigo social existe mayor número de casos de acoso social, el educador social gaditano ha comentado “que sin datos oficiales en la mano” su experiencia le dice que “no tiene por qué”. “De hecho creo que se dan más casos en alumnos de clase media, que provienen en un porcentaje ligeramente superior de los centros concertados”, ha indicado.

POR UN USO DE LA TECNOLOGÍA SALUDABLE

En la presentación del curso ha estado también el fundador y director de Pantallas Amigas Jorge Flores que persigue desde esa asociación “un uso saludable de la tecnología empezando con los niños para luego ir trasladando ese consumo responsable al resto de la ciudadanía como fin último”. Todo ello para combatir “la violencia digital o ciberacoso tanto en el contexto escolar como fuera de él, un hecho que últimamente consiste un reto importante, no sólo para docentes sino también para las autoridades, ya que cada vez se dan más casos y en edades más tempranas”, ha confesado Flores.

Para tratar estos casos este experto en ciberacosos ha resaltado aunque existen protocolos de actuación tienen “un verdadero hándicap ya que la vida digital de los alumnos es muy profunda y cambiante”, aún así ha confirmado que el elemento más importante para combatir cualquier caso de acoso escolar “es la empatía, el hacer que el otro se compadezca del que está padeciendo”).

Fuente: La Vanguardia (https://goo.gl/33JH8G)